Loading...

Blog de Gwestiel88

Anuncios

La INCREIBLE RELACIÓN entre MASONES y LA ANTIGUA SUMERIA que seguro NO TENÍAS IDEA



La historia oficial de la masonería, nos dice que son una sociedad secreta aparecida a finales del siglo XVII, que es no religiosa, filantrópica, simbólica, filosófica y de carácter iniciático (uno se vuelve miembro luego de cumplir ciertas pruebas/rituales), que tiene como fin guiar a la humanidad desde el anonimato de sus miembros. Se unen bajo un sentimiento de fraternidad, o sea que entre ellos se consideran hermanos, lo que implica que si un masón sabe que otro masón cometió un asesinato por ejemplo, el primero no debe delatar al segundo, porque sería como acusar a un familiar. Los masones se  organizan en estructuras denominadas logias, que a su vez se agrupan en instituciones más grandes que reciben los nombres de Gran Logia o Gran Priorato, entre otros.

Diferentes autores afirman que en realidad estas sociedades discretas, se remontan a los tiempos del rey Salomón (el rey más sabio de todos los tiempos), y que su fundador fue el mítico Hiram Abif, el arquitecto que construyó el Templo del Rey Salomón, que actualmente se encuentra destruido. No es casualidad que en la actualidad los judíos escriban peticiones a Jehová, y las pongan en el famoso Muro de los Lamentos, que Israel afirma son las ruinas que quedan de dicho lugar. También se ha especulado con que la masonería tiene sus orígenes en el Antiguo Egipto por parte de los constructores de las pirámides, los romanos,  los Templarios, entre otros, pero si me preguntan a mí, yo diría que todo se origina incluso mucho antes del templo de Salomón, básicamente porque cuando uno entra a una logia, lo primero con lo que se va a encontrar es el piso con el patrón del ajedrez (SÍMBOLO de la lucha entre el bien y el mal, la unión entre el lado femenino y masculino de la naturaleza), un altar, un pentagrama, la estrella de David (que por cierto en realidad es un símbolo perteneciente al dios Anu, que representa la mezcla de los ángeles y las mujeres de la Tierra como aparece en el libro de Enoch), y dos columnas, las cuales se nombran en el Antiguo Testamento que dice así :


“Hiram Abif fundió dos columnas de bronce. Tenía cada una dieciocho codos de alto (8,10 metros), y un hilo de doce codos (5,40 mts.) era el que podía rodear cada una de las columnas. No eran macizas, sino huecas; el grueso de sus paredes era de cuatro dedos. Fundió capiteles de bronce para encima de las columnas; de cinco codos (2,25 mts), de altura uno y de cinco codos de altura el otro… Erigió primero la columna de la derecha y le dio el nombre de Jaquín, y luego la columna de la izquierda y le dio el nombre Boaz. Como remate de las columnas había una especie de lirio. Así fue acabada la obra de las columnas” (I Reyes 7, 15-22).


Ahora, si decimos que los masones conforman una sociedad esotérica pero no religiosa, ¿por qué hay elementos que corresponden en este caso al judaísmo, que es en efecto, una religión? Porque no hay que olvidarnos de una cosa MUY importante: y eso es que muchas de las historias que figuran en el Antiguo Testamento, ya están contadas desde hace mucho antes por los SUMERIOS, ya que en la tablillas de los mismos, están los relatos de El Gran Diluvio,  el Génesis, la destrucción de Sodoma y Gomorra, entre otras, que  tienen más de 5000 años de antigüedad. Israel, antes de ser un país, fue una provincia de Sumer, por lo que todas las historias bíblicas del Pentateuco, ya estaban escritas, y los nombres de los personajes cambian en base a la mitología sumeria. Por ejemplo, el famoso diálogo entre Abraham y los ángeles antes de que destruyan las dos ciudades mencionadas, en el que el personaje bíblico le pregunta a los enviados que qué pasaba si habían 40 hombres justos y si los había, sería capaz Jehová de destruirla de todas maneras, y los ángeles le dicen que no, y entonces Abraham repregunta qué pasa si hay 50, y así sigue la conversación, y todos sabemos qué paso. Bueno, lo MISMO se habla en las tablillas sumerias, con la diferencia de que la discusión es entre Enlil (a favor de la destrucción) y Enki (a favor de la humanidad), siendo Anu (el dios supremo sumerio), quien tiene la decisión final sobre el asunto.

Además, la nación judía desde que existe, practica la famosa Cábala,  que es el estudio subjetivo de las enseñanzas de la Torá (los cinco primeros libros de la Biblia cristiana, Antiguo Testamento/Pentateuco), que entra en Europa de la mano de los Templarios en el S XII junto con otras enseñanzas esotéricas provenientes de Babilonia, Acadia y Caldea, y sus principales centros de práctica se encontraban en el norte de España y el sur de Francia.

A partir del Hermetismo (doctrina y escuela de misterio originada en Egipto, y también traída a Europa por la Orden del Temple), nace el concepto de Dios como El Gran Arquitecto del Universo en los escritos de Hermes Trismegisto aparecidos entre los siglos I y IV d.C. También a los masones se les atribuye el Ars Goetia, que es una serie de escritos hechos por el mismo Rey Salomón supuestamente, y la obra es también conocida como La Llave Menor de Salomón,  que consta con la descripción de 72 demonios, y el lugar que cada uno tiene  en la jerarquía infernal. También relata las instrucciones para construir un recipiente de bronce cubierto de símbolos mágicos, en donde se encierra a dichos demonios y se los obliga a obedecer a quien los evoca. La historia se torna más que interesante cuando los Templarios, en las famosas Cruzadas, se pusieron en contacto con todas estas doctrinas, y empezaron a practicarlas, pero para el catolicismo en ese tiempo, tales prácticas eran concebidas como magia negra y hechicería. El ejército del Santo Padre, aprovechó un derecho muy particular que Jehová le concede al pueblo semita,  y esto es la USURA. Esto es entregar dinero, y que luego te lo devuelvan con intereses altísimos. Con esto, esta orden todavía no secreta se vuelve la primera financiera a gran escala, y sus arcas crecen de tal manera que daban préstamos a reinos, así que imagínense el poder económico de estos señores. Lamentablemente para ellos, en el año 1307 de nuestra era, el rey de Francia Felipe IV, se encontraba endeudado por demás con la Orden del Temple, y por eso comenzó a presionar al Papa Clemente V para desterrar a estos tiranos del dinero, quedándose él y el Vaticano con las riquezas obviamente (porque jamás la nobleza ha hecho algo por el pueblo). Finalmente el Santo Padre accede y prenden fuego literalmente a los primeros banqueros que conoció el mundo, y en 1312 disuelve la Orden.  El Vaticano  se queda con las fortificaciones templarias construidas en la zona mediterránea y la Tierra Santa, y declaran que cualquier actividad relacionada con los Templarios es herejía y merece la pena de muerte. Los supervivientes de la persecución, huyen a las Islas Británicas, donde son acogidos por los reyes y demás aristócratas, logrando establecer la Orden Rosacruz, y las subsecuentes logias que se crearon más tarde.

Mi opinión es que los masones, herederos de los Templarios, han recibido las escrituras y demás conocimiento ancestral, que no sólo explica el real funcionamiento de la naturaleza y el universo, sino que responde la pregunta fundamental: dedónde proviene el ser humano y hacia dónde va. Estas personas, que se reúnen a espaldas del resto, tienen en sus manos la respuesta, y hoy por hoy, pareciera que de a ratos quieren que sepamos, pero la realidad es que a los profanos sólo nos queda averiguar y especular con los pocos retazos de información que nos tiran, para que podamos reconstruir el pasado, porque saben, que por más que algunos de nosotros no estemos oficialmente “iniciados”, al menos somos medianamente CONSCIENTES.



¿Qué sucedería si no quisiéramos mirar a la historia remota? ¿Qué pasaría si nos tapásemos los ojos ante la evidencia de un gran holocausto nuclear que sucedió hace decenas de miles años?. Cuando los textos antiguos hablan, pretendemos entender aquello que nos conviene. ¿O tal vez ya hubo un gran holocausto en el pasado?. ¿Qué eran los Vimanas?, ¿ antiguos artefactos? Literalmente las armas nucleares ya se describían en los antiguos textos religiosos de la India. Antiguos objetos voladores capaces de devastar segmentos enteros del mapa y que tenían la capacidad de moverse a velocidades que desafiaban la gravedad y la fisica moderna, generando sus propios campos electromagnéticos. Objetos capaces de desplazarse años luz y materializarse en cuestión de milésimas de segundo generando una energía devastadora capaz de borrar de la faz de la Tierra un continente entero.


Sólo existe una explicación posible: En el pasado hubo una devastación nuclear de proporciones bíblicas. Cuando Oppenheimer expresó su frase terrible, indignado por su descubrimiento y efectos: ” I am become the destroyer of worlds” (“He llegado a ser el destructor de mundos” ) , se refería claramente a las consecuencias de su hallazgo bélico, pero también a la lectura de los antiguos libros sagrados de la India. Claramente, los desiertos hoy en un gran número de continentes, son el resultado de guerras nucleares de un pasado remoto.


La sorpresa vino del historiador Kisari Mohan Ganguli, que sostiene que los textos sagrados de la India están repletos de estas descripciones de un gran holocausto nuclear en la antigüedad, de proporciones claramente superiores a Hiroshima y Nagasaki.


Ganguli, aduce referencias en las que claramente se mencionan en los textos históricos, pasajes completos dedicados a esta devastación, describiendo sus efectos, en una extraña batalla nuclear en la Drona Parva, una sección del Mahabharata. “El pasaje claramente habla del combate en los cielos y del rugido de bombas que estallaban en los continentes.” Señala el historiador Kisari Mohan Ganguli.


Consideremos esos fragmentos procedentes del antiguo Mahabharata como proyectiles cargados con la energía del Universo, tal y como puede leerse literalmente.


Una columna de humo incandescente y llama tan brillante como miles de soles en todo su explendor, una explosión perpendicular generando una enorme columna de humo que generaba círculos concéntricos de ondas que se extendían como parasoles gigantes.


“Era una explosión desconocida como una gigantesca expansión de muerte, que redujo a cenizas la raza entera de los Vrishnis y los Andhakas. Tras unas horas la comida y los alimentos devastaron a aquellos que sobrevivieron a la explosión y los soldados intentaban lavar en vano su equipamiento y vestidos”.


Hasta ahora ningún texto antiguo había arrojado tanta luz a una descripción que nos recuerda a Hiroshima y Nagasaki. Aún así, la extremadamente precisa descripción de la devastación nos hace pensar en un holocausto nuclear en la antigüedad. Los textos sagrados hablan claro: la contaminación radioactiva posterior a los efectos de las explosiones, envenenaba a los supervivientes del holocausto. El agua y los alimentos estaban contaminados.


Cuando las excavaciones de Harappa y Mohenjo-Daro se llevaron a término, los arqueólogos descubrieron esqueletos esparcidos por toda la zona como si un evento súbito hubiera devastado las ciudades. La mayoría de ellos estaban cogidos de las manos como si la tragedia hubiera sobrevenido mientras huían de algo terrible.


Aún no se ha podido determinar la antigüedad de los esqueletos pero claramente apunta a decenas de milenios antes de nuestra era. ¿Qué explicación puede darse a la radiación aún presente en los esqueletos? ¿Qué explicación puede darse a la no aparición de signos de muerte violenta?. El yacimiento de esqueletos radioactivos análogos a los encontrados en Hiroshima y Nagasaki, pero con una clara diferencia: La radiación encontrada era 50 veces superior a la de los restos del holocausto nuclear de Hiroshima. Los restos encontrados están esparcidos por zonas que alcanzan las Regiones del Ganges y las montañas de Rajmahal, y muestran una clara exposición a un intenso calor. Las murallas y enormes cantidades de materiales aparecen fundidos y fusionados estructuralmente, como si se hubieran vitrificado, sin que aparezcan indicios de actividad volcánica en la zona de Mohenjo-Daro y el resto de las ciudades próximas a la zona. El intenso calor que hizo literalmente fundir todos los materiales , sólo tiene una explicación posible: Algún típo de arma nuclear desconocida fue arrojada hace miles de años y arrasó completamente las ciudades antiguas.


Existe evidencia empírica de que el imperio Rama (Ahora la India actual) fue devastado por una guerra nuclear hace 12.000 años. El valle Indú, es ahora el desierto del Thar, y los residuos radioactivos fueron hayados al oeste del Jodhpur. Una densa capa de ceniza radioactiva fue detectada en Rajasthan y cubre un área de unos 5.000Km cuadrados, a unos 17 Kilómetros al oeste de Jodhpur. Los científicos están investigando el lugar, ya que presenta serios problemas de mortalidad infantil de origen hasta el momento desconocido así como altas tasas de cáncer en la población. Curiosamente los niveles de radiación en la zona son extremadamente altos y la región fue recientemente acordonada tras el resultado del hallazgo de las excavaciones. De confirmarse el hallazgo de forma definitiva, estaríamos hablando de un holocausto nuclear sucedido hace 12.000 años que causó un cráter visible de 2.154 metros de diámetro, y que puede localizarse a 400 kilómetros al noreste de Mumbai. La datación en años oscila entre los 12.000 y los 50.000, por lo que no puede precisarse con exactitud su antigüedad.

Por último, no existen restos de meteoritos ni de otro material exterior o interior, ni volcánico ni sísmico que justifique la radiación. Tampoco una explosión de un meteorito que justifique una presión de 600.000 atmósferas o una radiación 50 veces superior a la bomba atómica que devastó Hiroshima


Ciertos informes culturales conservados en la antigua literatura histórica y religiosa, parcialmente confirmados por algunos curiosos descubrimientos arqueológicos, parecen indicar que algo parecido a bombas atómicas se emplearon en guerras en este planeta miles de años antes de que empezara la actual historia escrita.

No hemos reconocido esas detalladas referencias a la guerra nuclear en las leyendas antiguas hasta que no hemos desarrollado nosotros mismos la fuerza atómica.


La mayor parte de esas referencias proceden del Mahabharata, el Ramayana, textos puránicos y védicos, el Mahavira Charita y otros textos sánscritos, que, libres de los incendios y destrucciones sufridos por tantos libros de la antigüedad mediterránea y del Medio Oriente, nos han llegado directamente desde tiempos antiguos.


Las referencias “atómicas” que contenían desde la primera traducción completa del Mahabharata en 1843 ( que se escribió originalmente en sánscrito hacia 1500 a. C., sobre leyendas que databan de 5.000 años a.C.), parecían sólo ejemplos de férvida imaginación oriental, sobre guerras de dioses y héroes antiguos.

Anuncios

Grupo en WhatsApp

Nuestro grupo de WhatsApp está disponible siempre.

Simplemente debes enviar un mensaje vía WhatsApp al número +34 655 153 439 pidiendo tu unión al grupo. No se admiten mensajes SMS ni llamadas. Por favor, revisa las normas de nuestro grupo haciendo clic aquí


Anuncios

Anuncios
'':
desvanecer
deslizar
Calificación: