Loading...

Blog de Gwestiel88

Anuncios

Image result for el amor es egoismo


¡Codicia y amor! ¡Cuan diferentes sentimientos despierta en nosotros cada una de estas palabras! Y sin embargo, tal vez se trata de un mismo instinto, denominado de dos modos diferentes: denigrado, por una parte, desde el punto de vista de los que poseen ya y en los cuales el instinto de la posesión se ha calmado un tanto y que ya temen por sus bienes; glorificado, de otra parte, desde el punto de vista de los no satisfechos, de los ávidos, que lo encuentran bueno. Nuestro amor al prójimo, ¿no es un imperioso deseo de una nueva posesión? ¿No sucede lo mismo con nuestro amor a la ciencia y a la verdad, y en general con todo deseo de novedad? 


Poco a poco nos vamos cansando de lo viejo, de lo que poseemos con seguridad, y de nuevo volvemos a extender las manos. El más hermoso sitio, si llevamos tres meses de residencia en él, no puede estar seguro de nuestra afición; algún lugar lejano excitará nuestros deseos. El objeto de la posesión desmerece por el hecho de ser poseído. El placer que hallamos en nosotros mismos quiere conservarse transformando de continuo en nosotros mismos alguna cosa nueva: a esto llamamos poseer. Cansarse de una posesión es cansarse de nosotros mismos (se puede padecer con una excesiva riqueza, y el deseo de desecharla, de repartir, puede también apropiarse el nombre de amor). 


Cuando vemos padecer a alguno aprovechamos gustosos la ocasión para apoderarnos de él: esto es lo que da origen al hombre compasivo y caritativo, que llama amor al nuevo deseo de posesión que en él se ha despertado. Pero el amor sexual es el que más claramente se delata como deseo de propiedad. El que ama quiere poseer él solo a la persona amada, aspira a tener poder absoluto sobre alma y cuerpo, quiere ser el único amado, morar en aquella otra alma y dominarla. (Por ejemplo:"Ser uno con el otro" se refiere a posesión. Se elimina uno, para que domine el otro).


Si consideramos que esto no significa más que excluir al mundo entero del disfrute de un bien precioso, de una dicha y un deleite; si se considera que el que ama aspira al empobrecimiento y la privación de todos sus competidores, que pretende ser el dragón de su tesoro, como el más egoísta e indiscreto de los conquistadores y explotadores; si se mira, en fin, que al que ama todo lo demás del mundo le parece indiferente, pálido, sin valor, y que está dispuesto a hacer todos los sacrificios, a alterar toda clase de orden y a relegar a segundo término todos los intereses, sorprenderá que esta salvaje codicia, esta injusticia del amor sexual, haya sido glorificada y divinizada en todas las épocas, hasta el punto de que tal amor se haya hecho brotar la idea general del amor en oposición al egoísmo, cuando aquél es precisamente la expresión más natural del egoísmo.


En este caso debieron de ser los que no poseían y deseaban poseer los que establecieron el uso corriente del idioma, y probablemente hubo siempre demasiados de éstos. Los que en esta esfera fueron favorecidos por mucha posesión y saciedad han dejado escapar de vez en cuando una invectiva contra el demonio furioso, como decía aquel ateniense, el más amable y el más amado de todos, que se llamó Sófocles; pero Eros se ha reído siempre de semejantes calumniadores, que precisamente han sido sus mayores favoritos. Aparecer a veces sobre la Tierra una especie de continuación del amor en aquel ávido deseo que experimentan dos personas, una hacia otra, deja lugar a un nuevo deseo, una ansia nueva, a una sed común, superior, de un ideal colocado por encima de ellos; mas, ¿quien conoce ese amor?, ¿quien le ha sentido? Su verdadero nombre es fraternidad.



Fiedrich Nietzsche

Image result for ser esceptico


Cuantas veces repito el experimento, me sublevo contra sus resultados; no quiero rendirme a la evidencia: la mayoría de los hombres carecen de conciencia intelectual. A veces he pensado que con las reivindicaciones de esa conciencia se siente uno solitario, cual si se hallara en un desierto, aunque esté en las ciudades más populosas. Todos te miran con ojos de extraño y cada uno sigue manejando su balanza y llamando a tal cosa buena y a tal otra mala; nadie se avergüenza cuando das a entender que las pesas de las que se sirven no son cabales, ni tampoco se revuelve nadie contra ti; a lo sumo se ríen de tus dudas. Quiero decir que la mayoría de los hombres no juzgan despreciable creer tal o cual cosa y vivir según esa creencia, sin haber adquirido conciencia previa de las razones últimas y ciertas que la abonan como verdad, ni si quiera haberse tomado el trabajo de buscar tales razones. Los hombres más capaces y las mujeres más distinguidas forman parte de esa mayoría. Pero, ¿qué importan el buen corazón, la sagacidad y el genio cuando el hombre que posee estas virtudes se conforma con la tibieza de sentimientos respecto a la fe y al juicio, sin que la necesidad de la certeza sea para él el más profundo de los deseos y las más íntima de las necesidades, cuando aquello es lo que distingue a los hombres superiores de los inferiores? En algunos hombres piadosos he observado un odio a la razón que es de agradecer, porque al menos manifiesta la intranquilidad de su conciencia intelectual. Pero verse en medio de este rerum concordia discors, de toda esta maravillosa incertidumbre, de esta multiplicidad de la vida, y no preguntar, no sentir el estremecimiento del deseo y el placer de la interrogación, no odiar siquiera al interrogador, si no tal vez divertirse con él, eso es lo que me parece despreciable; ese sentimiento de desprecio es lo que busco en cada hombre, y cualquier locura basta para convencerme de que todo hombre posee tal sentimiento en cuanto hombre. En lo cual soy injusto a mi manera. 



Friedrich Nietzsche



"El camino para comprender la verdadera metafísica es el escepticismo. No se puede ser escéptico sin ser espiritual". (Yo misma)

Antiguamente ser filósofo era algo indispensable para la vida, tanto como lo es hoy en día dormir, quien no era filósofo no podía considerarse un ser humano.

La filosofía constituía el modo de vida de la antigüedad, el hecho de preguntarse el por qué de la existencia es el elixir de la existencia misma. Cuestionarse la vida y la muerte es signo de inteligencia, atributo que en nuestros días es propio de los "locos". Cuan irónica es la vida, lo que esta bien esta mal y viceversa. Vivimos y morimos en un círculo vicioso de nacer y morir simultáneamente. ¿Pero es este el propósito por el cual existimos?. Muchos comienzan a cuestionarse sobre este asunto, ellos están despertando.


Pero ser filósofo no sólo es hablar sobre la vida y la muerte, si no cuestionarse por ejemplo ¿Por qué estoy pensando esto ahora mismo? ¿Qué produce estos pensamientos en mi mente? ¿Dé dónde provienen?. Así como otro tipo de cuestiones como por ejemplo ¿Por qué escribo de esta manera y no otra? ¿Qué hace que esté viva? Por qué mi organismo reacciona ante determinados estímulos de esta manera y no de otra? ¿Qué es el bien y el mal? ¿Qué es la pasión? ¿Qué es la locura? ¿Cual es su procedencia?.. Estas y muchas otras cuestiones forman parte de la vida, y por lo tanto de la filosofía. 


"La filosofía es la ciencia de preguntarse el por qué de todo" 

(Yo misma)


"Si no soy filósofa no vivo, no existo, mi existencia no tiene sentido, no existe la ciencia sin el escepticismo".

(Yo misma)


Los mediocres se deleitan en la ignorancia, se conforman, dicen a todo que sí, no se cuestionan nada, dan todo por hecho, son parte del rebaño. Existe otro colectivo que se cuestiona todo hasta como caminan las hormigas. Aún me lo pregunto... Los necios dirán: "Caminan con sus patas" "Se mueven por instinto", y un sin fin de barbaridades. Pero yo me pregunto el ¿Por qué?. Ellos dirán: " "Porque sí" o "Porque lo dice tal o cual libro", sin llegar a la verdadera esencia del problema ¿Por qué?. Esto se llama filosofía. 


Preguntarse por qué es ser escéptico en cuanto a todo. No crees en nada, ni en lo que tu mismo crees creer, excepto que lo hayas comprobado. En ese caso el conocimiento se convierte en experiencia, y por lo tanto es la antesala de la sabiduría. 


Habitualmente se considera a la ciencia enemiga de la espiritualidad, pero personalmente pienso que van de la mano. La espiritualidad no existe sin la ciencia, la ciencia es espiritualidad, su más noble sentido. La pasión del escepticismo al buscar lo inteligible en los más recónditos escondrijos de su espíritu, se considera locura. 


La esencia de la locura es la pasión. Convertirse en un buscador en un preguntador de la vida. Lo que mueve este sentimiento, lo que hace que se mueva el mundo por preguntar tanto eso es la pasión, eso es el por qué.


La vida no es lo bueno, es también lo malo. Quizás lo que consideres bueno sea malo, y lo que consideres malo sea bueno. Aprender a aceptar en la vida tanto lo bueno como lo malo es un signo de madurez de la conciencia. Lo malo también tiene su punto, si no ¿Para qué existen los duendes burlones y las ninfas del bosque?


El filósofo nace y se hace. Uno puede nacer filósofo, pero de repente aparece una persona que te cuestiona lo que tu crees saber, por lo tanto "sólo sé que no se nada". Aprendo continuamente.


La filosofía no es amor a la vida, es su muerte, su destrucción. Los filósofos son los destructores de la existencia y a la vez sus constructores.

"Qué árbol puede permanecer fuerte si nunca ha atravesado el mal tiempo ni las tempestades".



Lo que significa vivir (Nietzsche)


Vivir significa: rechazar de contiguo algo que quiere morir. ¡Vivir significa ser cruel e implacable con todo lo que en nosotros y fuera de nosotros se debilita y envejece. ¿Significaría vivir no tener compasión de los agonizantes, los desgraciados, y los viejos? ¿Significaría ser asesino incesantemente? Y sin embargo, el viejo Moisés dijo: No matarás.



"La filosofía es una destructora, una asesina de la existencia y a la vez su creadora"

(Yo misma)


Como dijo Nietzsche, cuando deje de pensar, cuando deje de razonar y cuestionarme todo, dejaré de existir, para convertirme en un robot social sumiso e inconsciente. 

Anuncios

Grupo en WhatsApp

Nuestro grupo de WhatsApp está disponible siempre.

Simplemente debes enviar un mensaje vía WhatsApp al número +34 655 153 439 pidiendo tu unión al grupo. No se admiten mensajes SMS ni llamadas. Por favor, revisa las normas de nuestro grupo haciendo clic aquí


Anuncios

Anuncios
'':
desvanecer
deslizar
Calificación: